Encabezado
Imprimir

Número 670

25 de diciembre de 2020

LA LENGUA, UN ASUNTO ESTRATÉGICO EN LA LUCHA POR LA AUTONOMÍA

*Yásnaya Aguilar participó en el Segundo Festival de Lenguas Indígenas de la Unidad Cuajimalpa

de la UAM

Resulta importante desarticular la idea de que la lengua sólo es cultura para verla como un asunto estratégico en la lucha por la autonomía, el control del sector educativo o del propio sistema de justicia, pues en eso va a jugar un papel fundamental, refirió la activista, escritora y traductora Yásnaya E. Aguilar. 
 
Al participar en el Segundo Festival de Lenguas Indígenas, organizado por la Unidad Cuajimalpa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), la lingüista ayuujk sostuvo que es transcendental valorar la diversidad de México y la defensa de la lengua y el territorio.
 
En el país estas expresiones están muriendo, pues en 1862 65 por ciento de la población hablaba alguna lengua indígena y en la actualidad este porcentaje se redujo de manera dramática con sólo 6.5 por ciento.
 
Hace dos siglos, el náhuatl, el maya, el tepehua, el tepehuano, el mixe y todas las lenguas nativas eran mayoritarias, sin embargo, éstas han sido minorizadas, siendo el Estado el principal violentador de los derechos lingüísticos y de los pueblos.
 
“Hay un combate activo desde los espacios de poder, con recursos públicos e instituciones desde el Estado, una campaña muy agresiva que se dio también desde el sistema educativo y las escuelas, epicentro de este desplazamiento lingüístico”.
 
La investigadora mixe señaló que estas condiciones de racismo responden al proyecto político del Estado mexicano que fue el mestizaje, estrategia que partió del abandono de la lengua materna para que la población oriunda dejara de identificarse como tal y se remitiera a la “identidad mexicana”. 
 
En tal sentido, explicó que es prioritario relacionar la lucha por el territorio con la disputa por la lengua, pensando también en esta última como un espacio cognitivo donde se hace posible el pensamiento y que está estrechamente relacionado con la autonomía. 
 
Existen grandes campos de acción para la revitalización lingüística en el país, uno de ellos es desde la sociedad civil, que ha sido desindigenizada y que replica muchas veces actitudes racistas y de discriminación hacia los hablantes. Por ello, es necesario reeducar todo lo que desde el Estado y la enseñanza oficial se ha negado, pues contrario a lo que sucede con otras expresiones, hay una censura sistemática a ese tipo de diversidad, ya que además ha pasado por el filtro de la racialización. 
 
“Todas las personas deberíamos contrarrestar esta censura y por lo menos empezar a saber cuántas lenguas indígenas se hablan en el país, dónde están y cuáles son las más cercanas a nuestro entorno; se van a sorprender de que hay comunidades muy cercanas donde se hablan esas lenguas, conocerlas permitirá aprender a distinguirlas y sensibilizarse sobre ellas”. 
 
Además propuso trabajar de manera directa con las comunidades hablantes para poder garantizar la transmisión intergeneracional filológica y, con ello, la promoción de las distintas familias y variantes lingüísticas de México.