Encabezado
Imprimir

Número 655

16 de diciembre de 2020

LA UAM APROBÓ POLÍTICAS TRANSVERSALES PARA ERRADICAR LA VIOLENCIA

DE GÉNERO

*En la Sesión 488 del Colegio Académico de esta casa de estudios

El Colegio Académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) aprobó por unanimidad –en su sesión 488, realizada hoy– políticas transversales para erradicar la violencia por razones de género, de acuerdo con el dictamen presentado por la comisión encargada de diseñar dichas estrategias como elementos constitutivos de los derechos universitarios, el cual entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Semanario de la UAM.
 
La comisión –coordinada por el doctor José Antonio De los Reyes Heredia, secretario general de la Casa abierta al tiempo– estuvo integrada por dos rectores de Unidad y representantes del personal académico, administrativo y de los alumnos, quienes sostuvieron 19 sesiones de trabajo, de octubre de 2019 a noviembre de 2020, y se contó con la participación de asesores especialistas en la materia de la propia UAM y de una invitada externa.
 
Con la aprobación de estas políticas, los órganos e instancias de apoyo de esta casa de estudios asumen las recomendaciones de la comisión, por lo que el Colegio Académico revisará de manera integral los reglamentos, políticas y lineamientos que componen la legislación universitaria, a partir de las orientaciones contenidas en las políticas transversales para erradicar la violencia por razones de género, expedidas por la universidad, así como del documento de las obligaciones y acciones de prevención, atención, sanción y erradicación de este fenómeno, armonizadas con las obligaciones en derechos humanos.
 
También se recomienda al máximo órgano colegiado crear un protocolo institucional único para prevenir, atender, sancionar y erradicar este fenómeno, y se sugiere integrar una comisión encargada de elaborar un código de ética que sea marco de referencia para la comunidad y, en particular, para la Defensoría de los Derechos Universitarios, además de difundir las políticas transversales para la erradicación de este problema.
 
La comisión propone a los consejos académicos y divisionales revisar los documentos que en el ámbito de sus competencias emitan a partir de las orientaciones contenidas en las políticas transversales para erradicar la violencia.
 
Al secretario general le sugiere proponer ante la representación legal del Sindicato Independiente de Trabajadores de la UAM, como titular del contrato colectivo de trabajo, la necesidad de que en éste se considere la prevención, la atención, la sanción y la erradicación de este fenómeno.
 
En la exposición de motivos que sustentan dichas políticas se señala que para dar vida y eficacia plena a los principios y valores de la Universidad, así como para garantizar el derecho humano de las mujeres integrantes de su comunidad a una vida libre de violencia es necesaria la incorporación transversal de la perspectiva de género en la legislación universitaria, en las políticas, lineamientos, instructivos, acuerdos, protocolos, códigos de ética, planes y programas de estudio, y proyectos de investigación y, en general, en todos los ámbitos y competencias de los órganos e instancias de apoyo, así como en las prácticas socioculturales de la comunidad universitaria.
 
Las políticas se estructuran en cuatro apartados: Espacio universitario libre de violencia; Docencia con perspectiva de género y libre de violencia; Investigación con ética y libre de violencia de género, y Preservación y difusión de la cultura para la igualdad de género.
 
Todas estas secciones tienen el mismo nivel de importancia y el objetivo común de que, al desplegar el objeto social y las actividades inherentes al mismo, la universidad se responsabilice de sentar las bases académicas, legales y administrativas encaminadas a la igualdad sustantiva y a la construcción de espacios y ambientes libres de violencia y discriminación.
 
En el apartado uno, Espacio universitario libre de violencia se establece, entre otras políticas, garantizar la prevención, atención y sanción de la violencia por razones de género, en especial la que se ejerza contra las mujeres y la relacionada con la diversidad sexual; procurar la emisión, actualización y difusión permanente de normas, protocolos, estrategias y acciones para la prevención, atención y sanción de prácticas violentas y discriminatorias en la Universidad; la emisión de políticas y códigos de ética sustentados en el respeto a los derechos humanos y con perspectiva de género, así como con reconocimiento de las aportaciones de la epistemología feminista en el desarrollo de las actividades.
 
También establecen comunicar al personal académico y administrativo, así como al alumnado de nuevo ingreso, las políticas, programas y protocolos para prevenir y atender la violencia por razones de género en la Universidad; incorporar el lenguaje incluyente y no sexista en los usos cotidianos, en la gestión, elaboración de documentos oficiales y comunicación de la Universidad, así como en su normatividad; procurar la paridad de género en la integración de los órganos colegiados, así como en la designación y el nombramiento de los órganos personales e instancias de apoyo, entre otras.
 
En el segundo apartado, Docencia con perspectiva de género y libre de violencia, procurar la incorporación de la perspectiva de género como un eje transversal en la formulación, modificación y adecuación de los planes y programas de estudio a nivel licenciatura y posgrado; promover actividades de docencia que difundan los principios de igualdad de género y que contribuyan a la erradicación de la violencia por razones de género y la discriminación; hacer visible en los procesos de enseñanza-aprendizaje la contribución de las mujeres en las ingenierías, las ciencias, las tecnologías, las humanidades y las artes, entre otras.
 
En el apartado correspondiente a Investigación con ética y libre de violencia de género, desarrollar las actividades de investigación sin discriminación ni violencia por razones de género y con apego a los derechos universitarios; promover el desarrollo de proyectos de investigación que aborden problemas de la desigualdad, discriminación y violencia por razones de género, y procurar la divulgación de sus resultados por todos los medios posibles.
 
Finalmente, en el apartado relacionado con Preservación y difusión de la cultura para la igualdad de género, las políticas consisten en cultivar el desarrollo de elementos artísticos y culturales que promuevan la diversidad, igualdad, inclusión, respeto a los derechos humanos y sin discriminación; así como de una cultura para la paz y libre de violencia por razones de género; propiciar la difusión de la producción editorial de alta calidad en materia de derechos humanos, cultura para la paz y libres de violencia por razones de género y procurar la creación de espacios de reflexión sobre el impacto de la discriminación y violencia en la vida de las personas y de la sociedad en su conjunto.