Encabezado
Imprimir

Número 642

10 de diciembre de 2020

EGRESADA DE LA UAM OBTUVO EL PREMIO MIGUEL COVARRUBIAS

*Por su publicación Cosmopolitan Ambassadors: International exhibitions
 
*El libro es resultado de una investigación binacional de Leticia Pérez y Lee Davidson

Leticia Pérez Castellanos, egresada del Doctorado en Ciencias Antropológicas de la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), obtuvo el Premio Miguel Covarrubias. Museografía e investigación de museos, en la categoría de Mejor trabajo de investigación, que otorga el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) por la publicación de Cosmopolitan Ambassadors: International exhibitions, cultural diplomacy and the polycentral museum (Vernon Press, 2019). 
 
El libro es resultado de una indagación binacional y a distancia realizada en conjunto con la doctora Lee Davidson, académica de la Universidad de Victoria en Wellington, para averiguar más sobre el desarrollo y la organización de las exposiciones internacionales, su razón de ser, sus prácticas e impacto potencial a partir de las exhibiciones Aztecs. Conquest and Glory, la cual se presentó en Nueva Zelanda y Australia, y E T? Ake: Orgullo M?ori, que estuvo en México en el Museo Nacional de las Culturas.
 
“El área de museología se ha desarrollado bastante en las últimas décadas y hay muchos libros que abordan de manera amplia la historia de estos recintos, pero la particularidad de esta publicación es que articula aportaciones desde diferentes ámbitos para ver en la práctica cómo se desarrollan estas exposiciones internacionales enlazando también los temas de la diplomacia cultural, la colaboración y la interculturalidad que no se había explorado antes, de ahí la importancia de esta contribución”.
 
El análisis parte de la teoría, pero se fundamenta en bases empíricas y datos recabados en entrevistas con varios de los participantes en dichos proyectos y con los visitantes, además de ser un estudio comparativo que mira el intercambio de ambas exposiciones desde sus antecedentes, desarrollo y efectos que causó en los asistentes tiempo después de su visita.
 
La doctora Pérez Castellanos explicó que al principio podría pensarse que “estamos ante dos países muy lejanos, separados geográfica y culturalmente, pero en realidad la investigación mostró la existencia de muchos puntos en común, por ejemplo, el aprecio a las culturas indígenas; el interés por el cuidado del patrimonio cultural considerado parte de nuestros orígenes”, además de que ambas naciones comparten un pasado colonial.
 
“También existió una apertura entre ambos equipos que quedó de manifiesto en las entrevistas y que habla de la buena hospitalidad del personal de Nueva Zelanda al venir a México y de los integrantes mexicanos que se encontraron con un ambiente cordial y abierto, lo cual no suele suceder en otras naciones y contextos”.
 
El volumen tiene como público meta, por una parte, a los investigadores que abordan las áreas de museos, estudiantes de museología, patrimonio y gestión, y por otra, a los profesionales que laboran en este tipo de recintos a quienes se ofrecen algunas recomendaciones, acciones y prácticas a tomar en cuenta para llevar a cabo trabajos internacionales e interculturales en el contexto de sus propios países.
 
La edición premiada es de 2019 en idioma inglés, aunque este año se emitió la versión en español con el apoyo tanto de la Escuela de Conservación, Restauración y Museografía Manuel del Castillo Negrete (ENCRyM) del INAH, como de la Universidad de Victoria en Wellington.
 
La arqueóloga por parte de la Escuela Nacional de Antropología e Historia y maestra en Museología por la ENCRyM explicó que la experiencia en el posgrado de la UAM le permitió tener una perspectiva más integral en la materia.
 
“El Doctorado en Ciencias Antropológicas de la Unidad Iztapalapa es muy prestigioso al contar con una planta destacada de profesores; ahí encontré un lugar donde desarrollar un proyecto que no es el que derivó en el libro, pero que está vinculado porque aborda el tema de los museos y su relación con los públicos”.
 
A lo largo de cuatro años –dijo la investigadora– se brinda una formación sólida para desarrollar estudios consolidados basados en datos, indagación de campo e información a partir de entrevistas con aportaciones valiosas en los niveles metodológico y teórico.
 
“En el doctorado hice un proyecto del Museo Nacional de Antropología e Historia que llevó actividades fuera de sus muros a colonias de la entonces periferia de la Ciudad de México entre 1972 y 1980; mi análisis consistió en revisar cómo se realizó dicha iniciativa, efectuar entrevistas al personal involucrado, examinar el archivo y los efectos a largo plazo”.
 
El Premio Miguel Covarrubias es el más relevante que se otorga a México en el ámbito de los museos y el galardón a la mejor investigación es además la categoría más reconocida.
 
“Representa un reconocimiento a un proyecto que no sólo es de este último año, sino que tiene más antecedentes, ya que mi colega en Nueva Zelanda y yo llevamos siete años de trabajo juntas y seguimos con estudios conjuntos, por lo tanto, también es un estímulo a una labor colaborativa que es posible internacionalmente”.
 
Audio.