Imprimir
Número 423
18 de junio de 2018

ALUMNOS DE LA UAM GANAN VI DESAFÍO IBEROAMERICANO

EN SIMULACIÓN DE NEGOCIOS

*El ejercicio enriquece y desarrolla el espíritu empresarial al practicar habilidades para la gerencia

 

*En la competencia participaron 721 equipos de instituciones de 17 países

 

 

Alumnos de la Licenciatura en Administración de la Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) obtuvieron el primer lugar del VI Desafío Iberoamericano en Simulación de Negocios, impulsado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y la empresa española CompanyGame con la participación de más de 500 instituciones en sus ediciones.

 

Esther Lucille Téllez Martínez, Salma Elizabeth Dávila Zepeda y Víctor Eduardo González Sánchez, quienes cursan sexto, octavo y noveno trimestres, respectivamente, ganaron la competencia –ante 721 equipos de 17 países– en las cuatro fases de simulación de negocios y escenarios competitivos diferentes, caracterizados por el alto nivel de exigencia en conocimientos y habilidades de trabajo en grupo.

 

Asesorado por la doctora Sandra A. Carrillo Andrés, profesora-investigadora del Departamento de Administración de esa sede universitaria, el equipo GST demostró su formación integral en aptitudes para la toma de decisiones y el diseño de estrategias que aseguren el buen funcionamiento de una compañía en un entorno en disputa.

 

El concurso coadyuva a que los participantes enriquezcan y desarrollen su espíritu empresarial al practicar habilidades indispensables para la gerencia, lo que a su vez fortalece los conocimientos y las destrezas de aprendizaje, primordiales en el competitivo mundo comercial.

 

Realizada en una plataforma digital para posibilitar la intervención de todas las universidades iberoamericanas o de lengua española, la contienda pondera la enseñanza, por lo que condiciona la participación a que los alumnos cursen sus cargas académicas de manera normal y sin interrupción.

 

Los grupos deben cumplir el cronograma de actividades fijado por el simulador, ya que es obligatorio alcanzar las metas señaladas en los tiempos definidos, de acuerdo con un método repetido en cada una de las fases: entrenamiento, clasificación, categoría y reto final, precisó Dávila Zepeda.

 

Cada etapa fortalece capacidades para aplicar saberes relacionados con la gestión estratégica y la toma de decisiones, entre otros, generándose “situaciones muy peleadas y complicadas, por lo que tuvimos que manejar mucha información” sometida a análisis, discusión y negociación entre los jóvenes.

 

González Sánchez relató que en el último paso se enfrentaron a cinco fabricantes de camisas, corbatas y complementos textiles, lo que exigió identificar el tipo de mercado para su evaluación y, “a partir de ello, incrementar la cotización de la marca, porque lo notable era hacerla valer más que las otras”.

 

El simulador estaba dirigido a la valoración de la firma; el volumen de ventas; los costos, y el tipo de mercado, entre otros rubros, es decir, con este ejercicio “te conviertes en el director general porque tienes que ver aspectos varios de funcionamiento: estados financieros, ventas, precios y volúmenes de producción, lo que obliga a aplicar los conocimientos adquiridos en la universidad”.

 

Téllez Martínez señaló que el trabajo en conjunto fue fundamental en la estrategia porque “teníamos que convenir el tiempo de negociación y las decisiones para seguir adelante en el desafío, por lo que la labor, el compromiso y la formación integral que nos ofrece la UAM dio como resultado este premio”.

 

Las tácticas dependieron del simulador y el tipo de corporación, obligando a los alumnos de la UAM a incluir información sobre finanzas, publicidad, marca y capacitación de personal, además “de integrar las materias de la Licenciatura en Administración”.

 

La doctora Carrillo Andrés calificó de relevante este logro de los alumnos, que compitieron con estudiantes de instituciones iberoamericanas públicas y privadas; en esta edición, la académica asesoró también al equipo El tridente, que consiguió situarse entre los diez mejores de su categoría y estuvo conformado por Luis Enrique Vázquez Arriola, Kevin Cabrera Medina, Edwin Acyel López García. COI –otro equipo competidor que avanzó a la tercera fase– estuvo integrado por Andrea Cecilia Blancas Cortés, Omar Eduardo González Ríos e Isaac Yael Hernández Vázquez, a quienes reconoció la “voluntad de participar, a pesar de la extenuante tarea”.

 

Estas prácticas constituyen una experiencia fortalecedora, ya que los simuladores ayudan a conjugar los aprendizajes obtenidos durante la trayectoria académica y habilitan a implementar un plan de acción que incremente el valor de una compañía, que “en este caso se entrega a los alumnos para que compitan con el resto, por lo que deben crear tácticas de gestión”, en una misión analítica permanente.

 

Los concursantes debieron implementar herramientas de autoaprendizaje porque hay materias que no han cursado, pero en el momento de la simulación respondieron de manera “autodidacta en temas particulares que les exigió este ejercicio”.

 

La asistencia a este tipo de actividades es fundamental porque “la institución tiene un compromiso social y, por ende, debe hallar vías para apoyar a las pequeñas y medianas firmas”, considerando que el ámbito del trabajo se va transformando aceleradamente por el desarrollo de la tecnología, “un escenario en el que la administración no es la excepción”.

 

CompanyGame es una organización de base tecnológica que desde 1997 se ha especializado en el campo de la formación, elaborando instrumentos de simulación empresarial mediante el esquema de escenarios de inmersión que integran metodologías de aprendizaje y producción de competencias; cubre gran variedad de sectores y áreas de decisión utilizados por universidades, centros de instrucción y comercios.