Imprimir
Número 420
15 de junio de 2018

MONUUAM BUSCA SOLUCIONES A PROBLEMÁTICAS GLOBALES

*La quinta edición de este ejercicio confrontó diversas visiones del mundo para construir un futuro mejor

 

La promoción de acuerdos y reflexiones sobre problemáticas globales que conduzcan a la paz, la estabilidad y el equilibro para un mejor futuro resulta prioritaria, afirmó el doctor Roberto Gutiérrez López, rector de la Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), al inaugurar el Quinto Modelo de Naciones Unidas de la UAM (MONUUAM).
 
En este espacio están comprometidas diversas visiones del mundo, convicciones ideológicas e intereses materiales que ponen por delante el valor del respeto a los derechos humanos y es necesario responder preguntas sobre cómo imaginamos el futuro, “desde dónde lo construimos, a partir de qué tipo de conciencia social, con qué conocimientos, qué diagnósticos y desde qué perspectivas”.
 
Todo orden comunitario es complejo y el conflicto siempre está presente de manera potencial, explosiva y destructiva, por lo que es tarea de la diplomacia evitarlo.
 
En ese sentido, la política es un arte que tiene como base el diálogo, el conocimiento del otro y el reconocimiento de su legitimidad, además de que ayuda a dejar atrás posturas dogmáticas y unilaterales, precisó Gutiérrez López.
 
El MONUUAM simula las reuniones que lleva a cabo la Organización de las Naciones Unidas y en esta edición participaron estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Politécnico Nacional, el Colegio Británico, la Universidad La Salle y las cinco unidades académicas de la UAM.
 
Los jóvenes plantearon estrategias para la mejor aplicación de la Ley de Seguridad Interior, medidas para erradicar la polución en zonas metropolitanas y para el pleno funcionamiento de las zonas económicas especiales, así como acciones para el acogimiento y mejora en los procesos y trámites migratorios a ciudadanos caribeños y centroamericanos.
 
Igualmente discutieron las medidas para propiciar la reducción de emisiones de dióxido de carbono en las metrópolis, estrategias para la construcción de infraestructura que propicie el desarrollo de ciudades inteligentes y análisis macroeconómicos de los efectos producidos por la guerra de divisas, entre otros.
 
El doctor Rodolfo Quintero y Ramírez, Coordinador General para el Fortalecimiento Académico y Vinculación de la UAM, destacó que implementar la simulación  académica de una sesión de un organismo internacional o de una asamblea parlamentaria incluyendo su estructura, sus procesos, sus procedimientos, su protocolo y su formalidad es una práctica que ayuda a perfeccionar métodos de investigación y exposición.

“Es un ejercicio que proporciona a los alumnos capacidades significativas como la negociación, la tolerancia, la organización y la gestión; también implica aprender a escuchar y  reconciliar diversas posturas y puntos de vista y crear ambientes que les ayude a su propia formación integral”.
 
María Amparo Hinterholzer Rodríguez, estudiante de la Licenciatura en Política y Gestión Social de la Unidad Xochimilco, reconoció que ante el panorama nacional e internacional los jóvenes deben ser más sensibles, analíticos y críticos, pues “somos los agentes de cambio necesarios para lograr un mundo mejor”.
 
La también Secretaria General de MONUUAM reconoció que la Casa abierta al tiempo se distingue por poseer interdisciplinariedad dentro de sus áreas, licenciaturas e investigaciones, lo que fue una de las mayores inspiraciones que los llevó a realizar cada edición e integrar nuevas ideas y perspectivas.
 
José Carlos Gutiérrez Borja, estudiante de la Licenciatura en Economía, enfatizó que la experiencia de los participantes en el Modelo fortalece su desarrollo académico e integral al involucrarse en diversos temas y tener la posibilidad de transmitir ideas y negociar argumentos.