Imprimir
Número 411
12 de junio de 2018

REALIZA LA UAM ACOMPAÑAMIENTO PARA LA CONSTRUCCIÓN

DE LA SEDE DE LA ASF

*El reconocimiento fue entregado por la Auditoría Superior de la Federación y la Cámara de Diputados

 

 

La Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) recibió un reconocimiento de la Comisión de Vigilancia de la H. Cámara de Diputados por su participación activa en el desarrollo y seguimiento del proyecto Acompañamiento técnico para la construcción y finiquito del edificio sede de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).
 
Con la obra, personal de ese organismo –que suma un total de dos mil 600 trabajadores, entre técnicos, ingenieros, administrativos y de mantenimiento– dispondrá de un espacio propio y unificado en 15 niveles, que comprende sótano, auditorio, comedor, estacionamiento y terraza, entre otras áreas.
 
En entrevista, el doctor Víctor Jiménez Argüelles, académico del Departamento de Materiales y responsable de dicho proyecto, manifestó que esta experiencia ha abierto una brecha a la participación de las universidades en este tipo de iniciativas, lo que representa nuevas oportunidades en diferentes áreas.
 
Por ejemplo, en el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) la auditoría se encuentra ya presente e incluso cuentan con una comisión de vigilancia para manejo de los recursos, y existe la posibilidad de que alumnos y profesores de la UAM intervengan en el proceso”.
 
El acuerdo fue que “acompañáramos la construcción hasta su finiquito, es decir, hasta cuando se realiza el cierre administrativo. Sin embargo, ocurrieron algunas ampliaciones y modificaciones del propio proyecto que alargó el tiempo de colaboración, con la intención de verificar el correcto cumplimiento ante la comisión de vigilancia del órgano legislativo”.
 
Los trabajos de obra se realizaron en dos etapas: la primera consistió en excavaciones, cimentación, estructura metálica y escaleras; la segunda, en la colocación de los acabados e instalaciones.
 
El investigador explicó que luego de la invitación la División de Ciencias Básicas e Ingeniería (CBI) presentó una propuesta en la que hasta el momento han participado un total de cinco profesores y cinco alumnos de los últimos trimestres de la Licenciatura en Ingeniería Civil por cada año de duración del acuerdo para la organización de información o toma de fotografías, y “es la primera vez que la comisión de la cámara solicita un punto de vista externo, lo cual aporta credibilidad a su labor”.
 
Los académicos involucrados en el proyecto han sido “muy beneficiados ya que siguen manteniendo un contacto estrecho con la vida profesional”, en este caso con asuntos prácticos vinculados al sector gubernamental, mientras que los jóvenes “que nos apoyaron lo hicieron mediante proyectos de servicio social, de tal forma que ha resultado enriquecedor para todos”, puntualizó.
 
El personal docente y los universitarios emprendieron una serie de recorridos de obra, acudieron a reuniones semanales, se aseguraron de la verificación de la documentación y de los reportes semanales, “después cada mes desde la unidad elaborábamos un reporte dando a conocer todos las tareas que habíamos hecho en ese tiempo”.
 
El docente destacó que el nuevo edificio sede de la Auditoría se encuentra erigido en una zona de reserva ecológica que fue respetada, incluso la roca volcánica extraída producto de las excavaciones se utilizaron para el diseño de jardineras y pasillos, “de ese modo la arquitectura no contrastó con el paisaje, la vegetación se respetó, los árboles que fueron retirados se trasplantaron y otros fueron donados a viveros”.
 
El investigador destacó que “la obra cumplió con la normativa vigente” y que además cuentan con una planta de tratamiento de agua la cual ya está operando. “Creemos que en lo sucesivo podrían participar alumnos de Arquitectura y otras licenciaturas de Ingeniería, ya que son proyectos multidisciplinarios que demandan todo tipo de conocimientos.
 
“En la Licenciatura en Ingeniería Civil contamos con una área ya consolidada en estructuras la cual ha sostenido una serie de convenios de tipo técnico con el Gobierno la Ciudad de México y gracias a ellos se ha logrado atraer una gran cantidad de recursos económicos para la Casa abierta al tiempo. En el área de construcción, estamos creciendo en ese sentido y me parece que nos encontramos en una buena etapa para continuar colaborando”, finalizó.