Imprimir

Número 347
26 de junio de 2020

LA UAM CUENTA CON AMPLIA EXPERIENCIA EN VALIDACIÓN DE VENTILADORES

*Ante el desabasto de estos aparatos se han tomado acciones desorganizadas, que incluyen compras

de pánico
 
*Expertos abordaron el tema en el Ciclo de Foros La investigación UAM presente ante la pandemia


 

La Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) –a través del Centro Nacional de Investigación en Imagenología e Instrumentación Médica (CI3M)– cuenta con amplia experiencia en validación de ventiladores y trabaja al lado de otras instituciones en el diseño y la construcción de un aparato híbrido, lo que contribuirá a combatir el desbasto de insumos en México, explicó el doctor Joaquín Azpiroz Leehan.
 
El país disponía de 5,523 ventiladores mecánicos para más de 126 millones de habitantes, es decir, uno por cada 22,813 habitantes, lo que revela cifras “siete veces menores que el ideal de provisión en Alemania y el doble de mal que Canadá, declarado en crisis de desabasto, y da una noción de la gravedad de la situación”, expuso el miembro fundador y coordinador del Ci3M de la Unidad Iztapalapa, durante el ciclo de Foros académicos: La investigación UAM presente ante la pandemia
 
Cinco mil respiradores sería “la cantidad mínima para un desempeño peor que mediocre, pero menos catastrófico, aunque un número razonable sería diez mil dispositivos adicionales: uno por cada 8,400 habitantes”.
 
En este escenario se han tomado acciones desorganizadas, incluidas compras de pánico a precios exorbitantes y fuera de las normas; iniciativas de desarrollos de emergencia de dudosa calidad –sólo tres o cuatro por ciento corresponde a bosquejos prometedores– y pocas con el apoyo de entidades regulatorias y de financiamiento.
 
“En México hay 50 universidades que ofrecen la Licenciatura en Ingeniería Biomédica y cien en América Latina, pero en vez de ayudarnos sufrimos un triple golpe: prototipos no muy buenos con base en bolsas de copias AMBU mecanizadas; nulo respaldo de instancias regulatorias, donde muchos profesionales podrían abonar a esto, pero hay un proceso politizado para dar prioridad a ciertas pruebas de instituciones”.
 
El especialista de la UAM enfatizó la relevancia de promover una nueva estructura del plan de estudios de la Ingeniería Biomédica que se centre en el diseño, culminando en una secuencia de un año de proyecto terminal con el soporte de las ciencias básicas y matemáticas, y después de la ingeniería eléctrica, además de la incorporación de cursos sobre ciencias sociales y humanidades en el núcleo curricular.
 
A pesar del contexto poco alentador, el miembro del Sistema Nacional de Investigadores destacó que la Casa abierta al tiempo cuenta con pruebas de validación de estas máquinas en el CI3M, en colaboración con el Laboratorio de Docencia en Ingeniería Biomédica, que pone a disposición sus aparatos para dicho propósito, ya que “se tiene amplia experiencia en la aprobación de componentes, por medio de modelos animales y documentación, además de que contamos con casos exitosos de certificación ante instancias regulatorias en México y Estados Unidos.
 
“La idea es funcionar como una especie de preverificador, asesorando para corregir errores y favorecer a quien quiera acercarse a nosotros para hacer la evaluación”, debido a que existen otras propuestas notables, entre ellas el ventilador híbrido creado por el CI3M, en conjunto con el Departamento de Ingeniería en Sistemas Biomédicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Centro de Investigación y Desarrollo de grupo CARSO (CIDEC).
 
El maestro Serafín Castañeda Cedeño, jefe del mencionado Departamento de la UNAM, explicó que el equipo ha sido catalogado como dispositivo clase II, cuya ventilación mecánica está indicada para tres propósitos: dar soporte de vida a pacientes con falla o insuficiencia respiratoria; sustituir una anomalía irreversible en los músculos respiratorios de las vías aéreas, y asistir en la recuperación o rehabilitación muscular o respiratoria.
 
“El objetivo del proyecto es delinear, implementar y validar una máquina mecánica invasiva que pueda operar con diferentes modos de aire controlado por volumen, presión y ciclado por tiempo para uso en terapia intensiva en enfermos de COVID-19”.
 
La propuesta está basada en las normas y los requisitos nacionales presentados por el Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud (CENETEC) –de la Secretaria de Salud– y cumplirá con lo establecido en la Guía para la Evaluación Clínica de Dispositivos Médicos Clase II; el diseño y el seguimiento de fabricación estarán sustentados en las normas vigentes (ISO 13485).
 
La configuración del instrumento híbrido puede ejecutarse de dos modos: conectado a las líneas de suministro de aire y oxígeno que se encuentran en los hospitales, mediante un pistón que hace el desplazamiento del volumen controlado; en caso de que no contar con este enlace, el mismo pistón puede hacer la compresión del aire y funcionar con un sistema controlado por presión.
 
“Es un aparato que puede llegar hasta dos litros de desplazamiento con frecuencias de hasta 150 respiraciones por minuto y presiones de 80 centímetros de columna de agua. Los sensores seleccionados de flujo, presión y oxígeno, así como la mayoría de sus componentes son de grado médico”.
 
El desarrollo de un sistema del tipo requiere de un equipo multi e interdisciplinario de ingenieros biomédicos-mecánicos-mecatrónicos; médicos, y diseñadores industriales y gráficos. 
 
“Alrededor de 20 ingenieros y algunos diseñadores industriales llevan cuatro meses de trabajo y en este momento se encuentran en la parte de ensamblado”, precisó Castañeda Cedeño.
 
Con el tema: Problemática del desabasto de ventiladores frente al COVID-19: aportaciones y propuestas desde la investigación, la charla fue moderada por el doctor Miguel Cadena Méndez, ex académico del Departamento de Ingeniería Eléctrica y profesor fundador de la UAM, donde laboró por más de 40 años.
 
Los Foros académicos La investigación UAM presente ante la pandemia, una iniciativa promovida por la Rectoría General de la Casa abierta al tiempo, continuará transmisiones todos los jueves, a las 17:00 horas, a través de los canales oficiales:
www.facebook.com/uam.mx
www.youtube.com/user/UAMVIDEOS
  
La cita del jueves 2 de julio tratará sobre Contagio aéreo del coronavirus, aspectos médicos y físicos, con la participación de los doctores Fernando del Río Haza y Rafael Bojalil Parra; como moderadora fungirá la doctora Silvia Hidalgo Tobón.
 
Audio del Foro.