Imprimir
Número 149
28 de marzo de 2017

LOS TIEMPOS DE TRUMP, UNA OPORTUNIDAD PARA MÉXICO

*El país debe erradicar la miseria, fuente del conflicto migratorio

 

*Necesaria una opción energética para no depender de Estados Unidos

El endurecimiento de las relaciones entre México y Estados Unidos con la presidencia de Donald Trump “representa una oportunidad para abrir y repensar asuntos que se han descuidado –como el impulso al mercado interno– para así promover el empleo en el país”, señaló el doctor Gustavo Viniegra González, Profesor Emérito de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

 

Primero hay que erradicar la miseria, que es la fuente del conflicto migratorio, ya que si hubiera empleo “tanta gente pobre no tendría por qué emigrar hacia el vecino país del norte ni la economía nacional dependería de los envíos de dinero” de los mexicanos radicados en aquél.

 

En el debate La innovación en los tiempos de Trump, organizado por la Coordinación de Vinculación Académica en la Unidad Iztapalapa, el académico del Departamento de Biotecnología sostuvo que el papel de las remesas debe eliminarse por justicia propia, ya que se ha vivido más de un siglo con esa situación.

 

Lo importante en estos tiempos, dijo el docente de la Unidad Iztapalapa, es repensar el mercado interno, pues el país está supeditado al comercio exterior en los sectores de alimentos, salud, educación y medio ambiente, como evidencian las importaciones de 50 por ciento de la leche que se consume, de un tercio de los borregos utilizados para hacer barbacoa y de la mayor parte de la carne.

 

Viniegra González sostuvo que es tiempo de hallar una alternativa a la compra de gasolina desde esa nación –56 por ciento en la actualidad– “lo cual es irónico”, pues México es un país petrolero, pero como este producto se agotará, entonces “por qué no nos preparamos para vivir con nuestros recursos”.

 

Las energías renovables –solar y biocombustible– resultan ya más rentables, por lo que debieran ser tomadas en serio, aun cuando falta innovación en cuanto al almacenamiento de energía solar, mientras que la industria de la maquila está mal integrada, ya que 71 por ciento de los componentes de los automóviles es adquirido en el extranjero, generando vulnerabilidad porque cuando sube el dólar aumentan los costos de autopartes, un sector que no genera muchos empleos”, pues sólo 30 por ciento de las empresas es nacional y el ramo automotriz importa 50 por ciento de los insumos que consume el país.

 

El Profesor Distinguido de la UAM indicó que es momento de que en las universidades se apoye la innovación entre los jóvenes, pero “antes que nada debemos evitar caer en la provocación y en la tentación de una agenda de exclusión social”, concluyó.