Imprimir
Número 127
14 de marzo de 2017

REÚNE LIBRO EL PASADO RECIENTE DE DICTADURAS MILITARES
EN AMÉRICA LATINA

*Investigadores, artistas, fotógrafos e historiadores participan en esta publicación, presentada en la Unidad Iztapalapa de la UAM
 
*Los testimonios permiten conocer de primera mano el conjunto de políticas sistemáticas de exterminios

 

 

La desaparición forzada, un crimen de lesa humanidad, ha comprendido uno de los capítulos más crueles de la historia, por lo que el robo de bebés de padres activistas para ser entregados a familias de militares durante la dictadura que gobernó Argentina entre 1976 y 1983 revela el horror cometido por las fuerzas castrenses, dejando heridas en el tejido social que ahora son recapituladas en el libro Cartografías del horror. Memoria y violencia política en América Latina.
 
La obra –presentada en la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM)– reúne el trabajo de investigadores, artistas, fotógrafos e historiadores sobre el pasado reciente de dictaduras militares en el continente americano.
 
La cartografía inicia con una reflexión sobre la memoria comunitaria oral chilena, seguida por la dictadura del general Jorge Rafael Videla en Argentina y otros acontecimientos, entre los que destacan las desapariciones en Uruguay; el movimiento de Sendero Luminoso en Perú; la guerrilla en Colombia, y las masacres en Nicaragua y Guatemala, hasta culminar con el Black is beautiful, un capítulo sobre las Panteras Negras y su relación con los chicanos, Cuba y Nicaragua.
 
Durante la presentación el doctor Juan Soto Ramírez, profesor del Departamento de Sociología de la citada sede universitaria, comentó que a partir de los años 60 del siglo pasado se instauró un reinado del terror que aniquilaría la democracia para sentar –20 años más tarde– las bases de los denominados estudios de memoria.
 
El investigador aseguró que los testimonios permiten conocer de primera mano el conjunto de políticas sistemáticas de exterminio y la poderosa utilización del discurso como herramienta eficiente para construir una realidad, “donde la guerra se disfraza eufemísticamente de pacificación y la modernización se traduce en exterminio, violación y despojo”.     
 
Debido a la impunidad y los juegos del poder, miles de familias continúan la búsqueda de sus parientes en medio de una lucha doble: “la batalla entre la memoria y el olvido, y la complicidad de las autoridades y el silencio de las personas que aterrorizadas han preferido callar”.
 
Respecto de los usos sociales de la remembranza, destacó la construcción de memoriales, las Casas de Memoria y las Comisiones de la Verdad, “que entre sus propósitos pelean contra el olvido, reivindicando la evocación para recordar la disputa, por un lado entre hombres y justicia y, por el otro, entre poder e impunidad, que forman parte de un mosaico actual salpicado de violencia, sangre y muerte”.
 
Por su parte Rigoberto Reyes Sánchez, uno de los coordinadores del libro, aseguró que el propósito del trabajo fue traer a la luz la violencia en América Latina, cuya tecnología de la desaparición se basó en el shock y la tortura contra el movimiento social popular y las guerrillas campesinas y urbanas.
 
En estos tiempos de muralización en los que los Estados intentan dividir a la humanidad, este libro se propone derrumbar los muros porosos donde siempre hay posibilidades de infiltrarse, siendo la memoria una eficaz arma contra ellos.
 
Citando a Walter Benjamin, quien aseguró que la Historia es un Angelus novus como alegoría histórica de una serie de escombros que cae uno sobre el otro, pero debajo de esa devastación de lo humano siempre hay esperanza y vida, elementos fundamentales para narrar críticamente el pasado y alimentar la memoria.  
 
El libro Cartografías del horror. Memoria y violencia política en América Latina está editado por La Casa del Mago, y es coordinado por Fabián Campos Hernández, Rodolfo Gamiño Muñoz, Rigoberto Reyes Sánchez e Yllich Escamilla Santiago.