Encabezado
Imprimir

Número 070

15 de febrero de 2021

LA UAM, COMPROMETIDA EN ATENDER DIFICULTADES DE NIÑOS Y NIÑAS FRENTE

AL CONFINAMIENTO

*La Unidad Xochimilco cuenta con el Programa Infancia, en apoyo a ese importante sector

La Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) seguirá cultivando el interés por atender las dificultades que atraviesan los niños y las niñas frente al confinamiento obligado por la COVID-19, aseguró el doctor Fernando de León González, rector de la Unidad Xochimilco de la Casa abierta al tiempo.

 

La Licenciatura en Psicología cuenta con el Programa Infancia, “aprobado por el Colegio Académico, máximo órgano de dirección de la Universidad, lo que da prueba de que estamos hechos para seguir aprendiendo y conectándonos con los problemas contemporáneos del mundo, en beneficio de ese sector que pasa por grandes dolores en sociedades tan golpeadas como la mexicana: los niños”.

 

Al inaugurar la Jornada internacional Niños al diván, señaló que la UAM ha establecido puentes con la asociación Lapsus de Toledo, España, que goza de una tradición psicoanalítica, además de que la UAM tiene en el profesorado una contribución muy significativa de académicos de Argentina, Uruguay y Chile que trajeron esta teoría a la enseñanza de la disciplina en México. 

 

“Estos trabajos derivarán en iniciativas que pongan en movimiento a los docentes para mejorar o ampliar sus horizontes tras esta conexión entre expertos de México, España y Francia”.

 

La maestra Dolly Espínola Frausto, directora de la División de Ciencias Sociales y Humanidades, aseveró que “estamos en un tiempo de dignificación y hay que resignificar nuestro cuerpo, espacio y propios miedos, y con eso plantar cara y hacer una interpretación política en su más amplio sentido, porque lo que ocurre no se circunscribe sólo al orden sanitario.

 

“Ojalá que esta discusión ofrezca herramientas para reflexionar sobre los pequeños, pero también para repensarnos frente a ellos, pues no sé qué les vamos a decir cuando los volvamos a llevar a la calle, esa será una gran tarea”.

 

La necesidad de escucharlos siempre es relevante, pero lo es en particular en este momento, “por lo que celebro este espacio dirigido también a estudiantes y egresados de la Licenciatura en Psicología y a quienes les interesa este tema”, expresó la maestra Verónica Alvarado Tejeda, coordinadora de ese programa educativo.

 

La doctora Cristina Jarque, fundadora y presidenta de Lapsus de Toledo, España, explicó que desde la clínica analítica se tiene la posibilidad de escuchar lo que “para nosotros es el síntoma de los hogares: los niños y ahora más que nunca con el COVID-19, pues aun cuando ya había problemas la pandemia trajo una especie de explosión por el confinamiento”.

 

Esta situación ha acercado a mucha gente a la práctica del psicoanálisis, “bastante atacado en Europa y otros países, aunque para los que nos dedicamos a este campo es importante poder abrir puertas a aquellos que tienen el deseo de escuchar el movimiento freudiano y esa ha sido nuestra intención”.

 

Niños al diván –transmitido a través de Facebook Live– reunió a especialistas que presentaron trabajos sobre los temores en la niñez, incluido el del doctor Alejandro Montes de Oca, investigador de esta casa de estudios, quien citó los temores de Franz Kafka a su padre.

 

En el estudio Entre el poder y el deseo, la carta al padre de Kafka, el autor de La metamorfosis va al reencuentro de su infancia a los 36 años cuando escribe un importante texto autobiográfico en el que da cuenta de una larga labor sobre ese conflictivo periodo de su vida.

 

“Cuando yo empezaba a hacer algo que no te gustaba y tú me amenazabas con el fracaso, mi respeto a tu opinión era tan grande que ese fracaso, aunque tal vez viniese más tarde, ya era inevitable. Perdí la confianza en lo que hacía. Era inseguro, dubitativo”, citó.

 

La maestra Nery E. Cuevas Ocampo, académica del Departamento de Educación y Comunicación de la citada sede de la UAM, planteó que para subsistir la parentalidad a veces “tenemos que construir una sobrevivencia –no tanto como el límite con la muerte– sino dándole a cada momento su intensidad.

 

“El asunto de ser padres pareciera algo sencillo, pero nos plantea algo biológico, cuyo devenir dura años, ya que no siempre seremos los progenitores del niño de 8 años o del adolescente, sino que va a ir cambiando porque los chicos son diferentes”.

 

El maestro Aldo Jurado, adscrito a la Universidad Autónoma de la Ciudad de México y egresado de la Casa abierta al tiempo, abordó la infancia y el suicidio, un problema social del que hay poca bibliografía y que de acuerdo con lo que se conoce una familia que lo ha padecido nunca más vuelve a hablar sobre ello, al convertirlo en un tema tabú.

 

La doctora Liora Stavchansky sostuvo que “la forma en que ha mudado la vida al mundo virtual es uno de los efectos que trae la pandemia por el virus SARS-Cov-2 y ha mostrado cómo los lazos que sostenían vínculos externos a la misma familia –por el trabajo, las amistades, los parientes– a partir del distanciamiento social han revelado conflictos que se disipan mediante la participación de otros en este contexto”.

 

“Tanto (Sigmund) Freud como (Jacques) Lacan subrayan que es posible estar bien en el mal, es decir, el displacer en ese punto cuyo reverso muestra la problemática clínica: el juego y la vida misma siempre en favor de una misma noción de lazo-vida-muerte es indisoluble”.

 

En otras palabras, “este virus ha aportado una cuota considerable de goce a los lazos sociales, que tiene lugar y afecta hasta lo más externo abarcando la relación con el cuerpo mismo del cual los sujetos somos ajenos”, concluyó la egresada del Centro de Investigaciones y Estudios Psicoanalíticos.


Audio 1.

 

Audio 2.

 

Audio 3.