Encabezado
Imprimir

Número 022

15 de enero de 2021

ALUMNO DE LA UAM, PREMIO ESTATAL DE LA JUVENTUD 2020 EN LA MODALIDAD JÓVENES DEL CAMPO

*Miguel Ángel Domínguez destacó la relevancia de que la juventud se interese en el sector agrícola

Miguel Ángel Domínguez González, alumno de la Licenciatura en Biología Ambiental de la Unidad Lerma de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), recibió el Premio Estatal de la Juventud 2020 –en la modalidad Jóvenes del Campo– otorgado por el gobierno del Estado de México.

 

“El reconocimiento es para la Granja La Magdalena, de la cual soy representante legal junto con 14 hombres y mujeres residentes de Temoaya, Estado de México, aunque existen muchos involucrados en el proyecto que participan como voluntarios, haciendo servicio social, prácticas profesionales o que han sido capacitados en temas cien por ciento convenientes para el ambiente”, explicó.

 

El galardonado destacó que cada vez más juventudes se interesen en difundir y recibir información sobre el sector agrícola y los problemas que lo aquejan, incluidos el uso de agroquímicos y el calentamiento global. 

 

La aplicación de pesticidas y materiales “sintéticos ha originado suelos infértiles, provocando que los cultivos no sean rentables, porque son mucho más susceptibles a las plagas y se incita a seguir fragmentando los ecosistemas, al tiempo que estas mismas malas prácticas han sido las principales causas de la pérdida de biodiversidad, así como de micro y macroorganismos”. 

 

Algunas acciones vitales que se llevan a cabo desde esta Sociedad de Producción Rural son la crianza y la reproducción de conejos para diferentes propósitos; la elaboración de compostas a partir de la transformación de los residuos orgánicos en un abono para huertos, cultivos y jardines, así como de lombricomposta o humus de lombriz, usado como abono en presentaciones sólida y líquida; este último es sometido a un proceso de laboratorio en el cual se cuida el control de calidad.  

 

Para venta al público, la sociedad ofrece un consorcio de microorganismos que ayuda a las plantas a absorber mayor cantidad de nutrientes del suelo, gracias a rizobacterias y hongos micorrízicos presentes en este producto en forma de esporas, además de contener otros microorganismos.

 

“Estamos por culminar un apoyo económico a la Comunidad de Temoaya para cien personas a través de un proyecto de gobierno y en San José del Rincón fueron otros cien los beneficiados con biodigestores; tiempo atrás tuvimos patrocinio para instalar plantas de abono y de conejos, y en Palenque, Chiapas, se promovió un programa de permacultura mediante tecnologías benéficas para el entorno natural”. 

 

Hasta el momento han impartido cursos de capacitación sobre aspectos ecológicos a más de 600 personas; ofrecido asesorías en implementación de huertos caseros para la producción de alimentos y la elaboración de abonos orgánicos: bocashi, compostas, caldo bordeles y supermagro; construido lombricarios a escalas distintas, insecticidas, fungicidas y bactericidas, así como trabajos de conservación de especies y huella hidrológica y de carbono.

 

“Los principales problemas en nuestro país son la falta de adiestramiento a los productores y de promoción de alternativas al uso químicos”, aseguró Domínguez González, cuyos estudios en Biología Ambiental en la UAM han sido fundamentales para poner en práctica los conocimientos aprendidos, que difunde entre los productores agrícolas.

 

Sobre la calidad de la plantilla académica de la Casa abierta al tiempo, subrayó que “los excelentes profesores fueron la principal razón por la que estudié ahí, así como todos los materiales que brinda para aprender, por ejemplo, la BIDIUAM, que ayuda bastante a realizar investigaciones”.

 

La modalidad Jóvenes del Campo se otorga a campesinos que emprendan proyectos productivos que, por su capacidad organizativa, ejecuten actos de solidaridad o actividades en el agro, efectuando aportaciones valiosas para el bienestar de comunidades, municipios o entidades, como una iniciativa de preservar, transmitir el patrimonio cultural y fortalecer la productividad del cultivo.

 

Domínguez González fue uno de los 33 jóvenes del Estado de México galardonados en esta edición del Premio, que en sus diferentes categorías reconoce la labor de personas de entre 12 y 29 años de edad. 

 

Audio.