Encabezado
Imprimir

Número 008

6 de enero de 2021

LAS TRANSNACIONALES REPRESENTAN UNA MACROCRIMINALIDAD ORGANIZADA

Y PELIGROSA 

*El jurista argentino Eugenio Raúl Zaffaroni participó en coloquio sobre política criminal convocado

por la UAM

 

*Fue reconocida la trayectoria del académico de la Casa abierta al tiempo Fernando Tenorio Tagle

La criminalística debe reconstruirse desde la realidad cultural de América Latina, que padece la marginación ocasionada por el colonialismo a partir del enorme bagaje cultural de resistencia y supervivencia de más de 500 años, afirmó el doctor Eugenio Raúl Zaffaroni en el Tercer Coloquio de política criminal, organizado por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

 

“El capitalismo cambió a una economía financiarizada, sin producto, entregada al poder hegemónico de corporaciones transnacionales manejadas por gerentes cuya misión es obtener la mayor renta sin reparar en la ética para hacerlo, lo que redunda en una macrocriminalidad organizada, sofisticada y peligrosa”.

 

En la sesión –que sirvió para rendir homenaje al doctor Fernando Tenorio Tagle por su destacada labor académica en el Departamento de Derecho de la Unidad Azcapotzalco– advirtió que “ahora estamos frente a la instalación en nuestros países de un neocolonialismo, a través de monopolios mediáticos que fungen como partidos políticos únicos”. 

 

El juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos reconoció el tránsito de un colonialismo originario a uno nuevo, apoyado por oligarquías nacionales. “Sufrimos genocidios como la guerra en América Central, pero la lucha no ha terminado y debemos afrontarla, no desde la visión de los vencidos sino de los vencedores, porque seguimos vivos y sobreviven las culturas originarias y sus cosmovisiones”.

 

Es momento de ver cuál es la táctica para superar ese tardío colonialismo y recuperar la idea del doctor Tenorio Tagle sobre la decolonización y la criminología, “aunque me da la impresión de que hay una traba en los países del norte, donde ésta está estática”.

 

La visión del norte se fija en el poder punitivo formal de los jueces, pero ese poder no se agota en dicho poder –formal e informal– y no se puede definir positiva sino negativamente. A lo largo de 500 años, en América Latina se constata que lo más grave es el de tipo informal, ya que el norte no reparó en los genocidios coloniales cometidos en nuestros países, sino que se legitimaron con una criminología racista y positivista en la que se desdibuja la fórmula de diferenciar a la víctima y al victimario”, advirtió el jurista.

 

En la mesa Criminología crítica y nuevas racionalidades, el homenajeado recordó que a partir de un trabajo de Massimo Pavarini –Nuevos modelos explicativos y criminología la prospectiva crítica, publicado en 1999 en la revista Iter Criminis– “traté de explorar hacia nuevos temas para observar la criminalidad e intenté establecer una perspectiva distinta sobre. En el estudio que estoy desarrollando aproximo una comprensión de la estética para entender la historia para el control social.”

 

El doctor Tenorio Tagle, integrante del grupo de investigación Derecho y Control Social de la UAM, sostuvo que es necesario construir un nuevo horizonte del sentido, pues “lo que hacemos lo leemos pocas personas, por lo que debemos construir una perspectiva desde un lenguaje más llano que pueda llegar a más gente”.

 

En la sesión participaron también los doctores Elena Azaola Garrido, integrante del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social; Luis Armando González Placencia, rector de la Universidad Autónoma de Tlaxcala; Alicia Azzolini Bincaz, coordinadora del eje docente de Derecho Penal en el Departamento de Derecho de la Unidad Azcapotzalco, y Federico Lefranc Weegan, Investigador Nacional, Nivel I, del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

 

Igualmente los doctores José Zamora Grant, académico de la Universidad Autónoma de Tlaxcala; Iris Rocío Santillán Ramírez, miembro del Seminario permanente en estudios de género y violencia en contra de las mujeres, del Departamento de Derecho de la misma sede de la UAM, y Héctor Chincoya Teutli, profesor de la Facultad de Criminología de la Universidad Autónoma de Tlaxcala.